Hámster Sirio

Hámster Sirio: Comportamiento, Alojamiento, Alimentación y Salud

Hámster Sirio: Comportamiento, Alojamiento, Alimentación y Salud

El hámster sirio, también conocido como hámster dorado, se encuentra entre las opciones más populares para las mascotas pequeñas. Por lo general, es fácil de domesticar, divertido de observar y requiere poco mantenimiento, lo que la convierte en una buena mascota para principiantes. Estos hámsteres provienen de regiones áridas del norte de Siria y del sur de Turquía. El color natural de la mayoría de los hámsteres sirios es marrón dorado con un vientre más claro. Pero la cría selectiva ha dado lugar a varias variaciones de color, patrón y longitud del cabello.

En la naturaleza, su población se considera vulnerable debido a la pérdida de hábitat. Pero los programas de cría en cautividad han existido desde la década de 1930, tanto para la ciencia como para el comercio de mascotas. Gracias a su popularidad como mascotas, las dietas especialmente formuladas para hámsters sirios se pueden encontrar en la mayoría de las tiendas de mascotas, lo que lo convierte en un componente sencillo de su cuidado. Además, su alojamiento no ocupa tanto espacio y es bastante simple de instalar y mantener.

Comportamiento y Naturaleza del Hámster Sirio

Los hámsteres sirios tienen la reputación de ser mascotas un tanto ágiles. Sin embargo, este rasgo generalmente se debe a un manejo poco frecuente o inadecuado. Siempre que no aprietes ni empujes a tu hámster mientras lo sostienes, debe aprender a contentarse con que las personas lo manipulen.

Estos hámsteres son uno de los animales más solitarios en la naturaleza, lo que los hace igual de territoriales. Eso significa que siempre deben ser alojados solos como mascotas. A veces los hámsteres jóvenes toleran a sus compañeros de jaula por un tiempo. Pero a medida que maduran, hay una buena posibilidad de que se vuelvan agresivos, incluso luchando hasta la muerte. También es mejor mantener a cualquier otra mascota de la casa lejos de su hámster, ya que podrían lastimarse entre sí.

Los hámsteres sirios duermen durante el día y están activos durante la noche. Y aunque generalmente son mascotas tranquilas, su actividad nocturna puede mantenerte despierto si tienes su recinto en tu dormitorio. Ciertos hámsters pueden adaptarse de alguna manera al horario de sus humanos, pero nunca debes intentar despertar un hámster dormido. Lo más probable es que te muerda. En cambio, las primeras horas de la mañana o de la noche son un buen momento para interactuar con tu hámster.

Como mascotas, los hámsteres sirios no forman necesariamente un vínculo estrecho con sus dueños. Pero a menudo se acercarán al costado de su recinto si estás allí, y muchos disfrutarán descansando en tus manos o en tu hombro. Espere después de pasar algunas horas a la semana alimentando y manteniendo el hábitat de su hámster. Después de eso, solo asegúrate de pasar algo de tiempo cada día con tu hámster y mantenerlo domesticado.

Alojamiento del Hámster Sirio

Lo mejor es un recinto tan grande como pueda, ya que este será su espacio principal para hacer ejercicio. Como mínimo, la jaula debe tener 30 cm por 60 cm y al menos 30 cm de alto. En general, podrá elegir entre una jaula de alambre en la parte superior con una base de plástico o un acuario estándar de vidrio o plástico con una parte superior de malla ajustada. Las jaulas de alambre permiten un mejor flujo de aire, aunque ofrecen menos protección contra corrientes de aire.

En el recinto, incluya muchos juguetes de hámster para enriquecerse. Una rueda de ejercicio que tenga una superficie sólida (no barras) es ideal, ya que esto minimiza el riesgo de lesiones. Otras opciones incluyen túneles y puentes para esconderse y trepar, así como bloques de madera para masticar para la higiene dental. Además, agregue un nido o una cabaña para dormir (las tiendas de mascotas generalmente tienen varias opciones) en una esquina del recinto.

Cubra la parte inferior del recinto con unos 4 cm de substrato. Se recomiendan productos de papel o álamo. No uses substrato de cedro o pino, ya que el olor fuerte puede ser perjudicial para un hámster.

Elimine todos los días las manchas húmedas del substrato. Y cambie todo el substrato semanalmente mientras limpia todo el recinto con agua y jabón.

La comida y El agua

Alimente a su hámster sirio con una dieta de nueces, granos y semillas (esto suele ser lo que se encuentra en las mezclas comerciales de alimentos) complementada con frutas y verduras, como manzanas, brócoli, zanahorias, coliflor y peras. Y debido a que los hámsteres sirios son omnívoros (comen plantas y animales), ofrézcale ocasionalmente un huevo duro o un insecto para una inyección extra de proteína. Si usa una mezcla de alimentos comercial, los alimentos suplementarios generalmente no deberían representar más del 10% de la dieta general del hámster. Pero consulte a su veterinario para conocer la mejor cantidad y variedad para alimentar, ya que esto puede variar según la edad y el tamaño.

Mantenga siempre un plato de comida en el recinto y deseche los alimentos no consumidos después de 24 horas. Por lo general, a los hámsters les gusta pastar, guardando comida en las bolsas de sus mejillas y escondiéndola en algún lugar para más tarde. Es posible que su hámster incluso se despierte varias veces al día para comer y luego vuelva a dormirse. Siempre que le des alimentos frescos, a menudo es mejor ofrecérselos por la noche cuando tu hámster se despierta de su letargo y está listo para comer.

Además, siempre proporciona una fuente de agua limpia para tu hámster que la tendrás que cambiar a diario. Muchas personas prefieren usar botellas de agua porque son fáciles de mantener higiénicas. Pero también puedes usar un plato poco profundo para el agua hasta que tu hámster aprenda a beber de la botella.

Problemas de salud comunes

Los hámsteres sirios son generalmente animales resistentes. Sin embargo, hay algunas condiciones a tener en cuenta. La cola húmeda, una infección gastrointestinal generalmente asociada con el estrés y la proliferación de bacterias, es el problema de salud más común que afecta a este hámster. Los síntomas incluyen letargo, diarrea, falta de apetito y humedad alrededor del área de la cola. Si sospecha de una infección, lleve a su hámster al veterinario de inmediato. Este problema puede tener un resultado fatal si se permite que se infecte, pero los antibióticos pueden tratarlo de manera efectiva.

Los hámsteres también pueden contraer ácaros del pelaje y del oído, especialmente por condiciones insalubres. Si su hámster tiene ácaros, es posible que note picazón y pérdida de pelo en las zonas afectadas. Si es así, comuníquese con su veterinario lo antes posible para recibir tratamiento.

Además, algunos hámsteres pueden desarrollar dientes demasiado grandes que dificultan la alimentación. Es posible que notes que los dientes de tu hámster se ven un poco más largos de lo normal y que está perdiendo peso. Un veterinario puede recortar los dientes y luego recomendar formas de mantener la salud dental del hámster, como agregar más materiales masticables al recinto.

Razas
Variedades de Hámster
Razas de Hámster
Variedades de Hámster
Razas de Hámster
Razas de Hámster
Razas de Hámster
Razas de Hámster
Razas de Hámster